miércoles, 22 de enero de 2014

¿Amor o Gratitud?

¿Amor o Gratitud?
Por: Annesdy Tellado




Un muchacho caminaba por un  bosque muy herido. Parecía como si se hubiera escapado del ataque de una gran bestia. Casi sin aliento, con una sed infernal caminaba sin ningún rumbo. Llegando a la orilla de un río, buscando que beber para alimentar su sed, envuelto en su desesperación, no se percató que tenía un gran león detrás él.  El muchacho se voltea y ve a ese gran león que está a punto de devorarlo.  Decide sin pensarlo dos veces,  tirarse a una cascada que hay en el río. Cuando cayó en el agua, trataba de salir a flote pero al parecer no sabía nadar. Seguía tratando, pero la corriente lo seguía llevando. Las  fuerzas no le daba, entregó su vida a la muerte, imaginando que lo que le esperaba era el fin de su existencia. Sus ojos cerraron y dejó de luchar por mantearse vivo. La respiración se fue y ya no había esperanza de un día más y sus ojos oscurecieron.  

Al abrir los ojos se percató que estaba vivo y las primeras personas que mira fueron  a  la princesa Sofía y su hermano el Príncipe Carlos. Ambos lo habían rescatado con una soga. Ellos se encontraban pescando y habían visto cuando el chico cayó desde la cascada alta. El muchacho se levantó desconcertado, Sofía y Carlos le preguntaron su nombre, más él no se recordaba de nada. Los hermanos se llevaron al muchacho a su castillo ya que sentían la necesidad de cuidarlo ya que  con su aspecto físico se veía que no iba a poder cuidarse así mismo en el bosque. Allí Sofía y Carlos lo cuidaban, los padres que eran reyes no estaban muy contentos por este extranjero ya que apenas recordaba su nombre y tenían miedo que fuera un criminal.

 La visita de este muchacho se convirtió en años, fue así que lo bautizaron con el nombre de Felipe. Se convirtió en  un caballero y en el  esposo de la princesa Sofía. Un día recibieron una invitación para una fiesta real  en un castillo cercano, ya que el Príncipe Antonio se comprometía con su novia. La condesa Sofía, Carlos y "Felipe" fueron a la fiesta, en el cual era de máscaras. Felipe y su esposa Sofía llegan a la gran fiesta.  

En una esquina se encontraba una mujer que no tenía máscara. Felipe no dejaba de mirar a la dirección que se encontraba aquella chica en el cual produjo celos en Sofía.
Llegó un momento en la fiesta que Sofía comenzó a compartir con  sus amigas, dejando a Felipe solo. Este muchacho decide ir donde la muchacha que le acaba de robar el corazón. Su nombre era Ana, en el cual ella aceptó bailar con Felipe una pieza.
Felipe y Ana bailaron toda la noche,  compartían como si más nadie a su alrededor existiera. Inclusive ya Sofía no existía para él. Sus labios comenzaron a unirse lentamente hasta que hubo un contacto mágico entre ellos. Mientras que se besaban, Felipe recuperaba la memoria. Historias desde pequeño en el castillo, toda su infancia y su adolescencia. Una de las cosas que se recordó Felipe es  que él es el  hermano mayor de Antonio. Se recordó de su verdadero nombre en el cual es Miguel. La memoria lo llevó al momento en que  perdió su memoria. Antonio huyo del castillo y Miguel fue a buscarlo en el bosque el día antes de su boda con Ana.  Era un día muy lluvioso y  el caballo con el cual estaba Miguel, lo tiró y al golpearse con la cabeza había perdido la memoria. Miguel al ver que recuperó la memoria, se quitó la máscara y Ana lo reconoció rápidamente. Miguel nunca murió. Se dieron otro beso y allí Sofía se apareció, con ojos llorosos se marchó en el cual Miguel la logra ver de lejos.
Miguel se reúne con su hermano Antonio y sus padres y celebran su regreso. Ya que  el matrimonio que tenía con Sofía era nulo, volvió ser novio de Ana.


Pasó el tiempo y Miguel pensaba en Ana y también en Sofía.
Miguel decide visitar a Sofía y contarle lo que le ocurrió y darle las gracias a ella y a su familia por el trato. No era tan fácil dejar a Sofía, la chica que lo cuido en el momento más difícil de su vida, la que sin saber quién era él, lo amo incondicionalmente. Así que la duda lo invadió… no sabía si seguir con Ana o regresar con Sofía.


Llegó el día de la boda y comienza la ceremonia de la boda de Miguel. Se acerca su princesa y con una disimulada sonrisa la recibe en el altar. Sofía y Miguel se casaron nuevamente, de forma legal. Tuvo hijos con Sofía y un matrimonio normal según estipulaba la sociedad. En ocasiones se preguntaba como hubiera sido su vida si se hubiera casado con Ana.  


¿Miguel amaba a Sofía? O ¿La gratitud a veces le gana al amor? 

2 comentarios:

Adela Pérez (Vía Facebook) dijo...

Se hubiera ido a Arabia y se casaba con las dos. Jajaja!

Annesdy Tellado dijo...

ja ja es correcto

Buscar este blog