domingo, 27 de julio de 2014

El Sr. Computador se enamora

El Sr. Computador se enamora
Por: Annesdy Tellado

Había una vez en el mundo de las tecnologías, una máquina llamada el Sr. Computador.
El Sr. Computador era bien trabajador, le gusta desempeñar bien su trabajo, llevaba
dedicándole treinta años a una compañía de seguros. Un día al Sr. Computador le pasó algo
lamentable, lo despidieron de su trabajo, para contratar una computadora con más capacidad y
rapidez. El Sr. Computador se entristeció, pensaba que no servía para nada. La vieja computadora
decidió buscar trabajo, pero nadie lo quería contratar.


 Mientras que el Sr. Computador caminaba por la ciudad, se detuvo en una tienda de computadora y observaba las impresoras, “mouse”, teclado, disco duro y eso le trajo recuerdo de su juventud. De momento una computadora le toca la espalda.  El Sr. Computador se voltea y vio la
computadora más hermosa que jamás vista en su vida. El nombre de la computadora era la
Srta. Computer. El Sr. Computador y la Srta. Computer comenzaron a compartir por varios días y a navegar juntos por el Internet. La  Srta. Computer se maravillaba de la experiencia que tenía el Sr.
Computador, sin embargo  él  estaba impresionado por la tecnología y todo lo que
sabia la Srta. Computer. 

Un día, mientras que el  Sr. Computador estaba en su casa,  recibe un “e-mail” desde un programador de computadoras en el cual se enteró que la Srta.
Computer se encontraba enferma. Le diagnosticaron un virus fuerte en el cual lentamente iba
borrar toda su programación. El Sr. Computador llega al hospital y encuentra a su amada Srta.
Computer acostada en la camilla. Ambos le piden a Dr. Programador que los dejara a solas.
La Srta. Computer quería donar algunas de sus piezas para que el Sr. Computador fuera una computadora  adelantada y pudiera seguir con su vida. Para sorpresa de la Srta. Computer, el Sr.
Computador le trajó un “CD” que sería la cura para ese virus, en el cual había trabajado
muchos años para inventarla. El Sr. Computador saca el “CD” que había creado  y  lo introduce en la torre de la Srta. Computer. Ella comenzó a sentirse mejor, hasta que quedó totalmente curada. El Dr. Programador quedó impresionado con el invento de Sr. Computador y lo ayudó a realizar más “CD”. Desde ese día, la vida de Sr. Computador cambió, se dio cuenta que la edad no es barrera para ser útil a la sociedad.  Su invento produjo muchas ventas a nivel mundial, por tal motivo él  nunca volvió a preocuparse por su economía. 

Y por supuesto, la Srta. Computer y el Sr. Computador unieron sus vidas. No se puede terminar un cuento sin decir: y vivieron felices para siempre.

lunes, 14 de julio de 2014

El tigre que quería vivir en el Zoológico

El tigre que quería vivir en el Zoológico
Por:  Annesdy Tellado

Había una vez en el bosque un tigre llamado Beto. El tenia toda la libertad del mundo, pero su adorado sueño era vivir en el zoológico. Él pensaba que en el zoológico era una experiencia emocionante, ya que podía jugar con los niños, no tenia que cazar la comida, buscar un techo donde dormir y tenían personas asignadas para que lo bañaran. Por lo menos eso era lo que le había contando un viejo tigre que llegó a vivir hace un tiempo atrás en un zoológico.






Un día mientras que caminaba por elbosque vio a dos cazadores. Beto inmediatamente actúa como si estuviera herido, en el cual los dos cazadores se lo creyeron y se lo llevaron para el zoológico.
Beto al llegar al zoológico se lleno de una alegría profunda, pero su diversión no duró mucho, Ya que vivir en el zoológico no era necesariamente un hotel de cinco estrellasLos niños no querían jugar con el, al contrario le tenían miedo. La comida no era de buena calidad. Y cuando se recordaban, lo bañaban, su adorado sueños se convirtió en pesadilla.


Beto se enfermó por consecuencia del descuido que tenían los humanos. Los dueños del zoológico sintieron la obligación de regresarlo al bosque.
Ahora Beto era feliz, a pesar que regreso a su hábitat un poco enfermo, ahora valorizaba las cosas lindas que la vida le había regalado.

lunes, 7 de julio de 2014

Buscar este blog