domingo, 2 de noviembre de 2014

La venganza de las ovejas

La venganza de las ovejas
Por: Annesdy Tellado



Las ovejas del rebaño no aguantaban más. Todos los fines de semanas el lobo gruñón las visitaba para intentar comerse alguna.  La oveja Sisi, convocó a una reunión para planificar una estrategia que pudiera  impedir que esta situación siguiera ocurriendo. Algunas querían apoyar a Sisi, pero otras ovejas no. Las que no estaban de acuerdo pensaban que el pastor del rebaño tenía el deber de protegerlas y que  la oveja se está metiendo en donde no la han llamado.  La oveja Sisi le trataba hacerles entender que a lo mejor el pastor no se ha dado cuenta, además ellas no pueden decirle nada, ya que él no habla el mismo idioma. La oveja no incitaba a que las demás desobedeciera al  pastor, solo quería tener paz y no volver a ver a ese lobo.
El rebaño se dividió en dos, los que apoyaban y en los que no. Los que estaban con la oveja Sisi estuvieron reunidos toda la semana planificando el ataque hacia el lobo.

Algunas ovejas asustadas decían:
-      -     Dicen que el  lobo se ha comido a abuelitas y luego se ha disfrazados de las que se come.
-    -       Yo he escuchado  que derrumbaban casas de los demás animales.

La oveja Sisi los calmó y terminó la planificación para el próximo fin de semana que se aproximaba.

El lobo llegó y todas las ovejas se encontraban dormidas. La oveja Sisi al ver al lobo comenzó a gritar:
-      -     Ahí viene el lobo.

Todas las ovejas comenzaron a correr, pero había una que se quedó dormida.
El lobo se alegró y se la llevó a su casa para cocinarla. Por fin pudo robarse una oveja. Sus amigos los lobos le habían comentado lo rico que sabían.
El lobo tomó un libro de recetas, le hecho buenos condimentos y hecho a la oveja al horno.
Mientras se la comía notaba sensaciones raras.
         -          Nadie me había mencionado que las ovejas parecen gomas de marcar – decía el lobo. – Esta oveja como que pica…..- Al lobo le dio un fuerte dolor de barriga y se metió al baño por una semana a eliminar todo lo que se había comido.





Mientras que el lobo sufría, las ovejas celebraban  gracias a Sisi. Las ovejas habían preparados una oveja falsa (de mentira)  con diferentes químicos, esa fue la “oveja” que se había robado el lobo. El lobo no volvió  a molestar a las ovejas,  dicen la malas lenguas que se volvió vegetariano.
Las ovejas aprendieron una gran lección gracias a Sisi. Se puede tomar la iniciativa y ser un gran líder sin tener el título, solo el deseo de querer un cambio en el ambiente que te rodea.


FIN

0 comentarios:

Buscar este blog