domingo, 7 de mayo de 2017

Mi muerte en manos de un libro

Mi muerte en manos de un libro
por: Annesdy Tellado



















Me encontraba trabajando de voluntario en una feria de libro. Siempre he soñado por ser escritor,
pero las editoriales nunca me a prueban mis propuestas editoriales. Dejé a mi compañera de mesa sola
para ver las diferentes exhibiciones que se encontraban en el centro donde se lleva la actividad.
Me doy cuenta que al final se encontraba una mesa donde no se encontraba nadie 
mirando los libros. Sola se encontraba una muchacha sentada. Su mirada parecía como si me tuviera esperando.

- Hola. ¿Cómo estás?, - me dijo la muchacha mirándome fijamente.
- Hola, - respondí tímidamente.
- Hoy es un buen día para morir,  ¿cierto Bernardo?, - dijo mientras que se para y me entrega en mis manos un libro.

Observo el libro, cuando subo mi cabeza para preguntar el precio me doy cuenta que la chica y la mesa desaparecieron. Camino ligeramente hacia la mesa en donde me encontraba trabajando y me siento para leer el libro. El escrito se trataba  sobre mi vida. Desde que nací, mis amores, ilusiones, tristezas,  las veces que intenté ser escritor, secretos que solamente sabían mis memorias y yo. Al llegar al último capítulo estaba escrito el trabajo de esa noche en la feria del libro.  La última parte de ese libro decía:

"Y la Muerte le dijo a Bernardo - Hoy es un buen día para morir.  - A pasar las horas Bernardo murió"


Esas palabras me dejó preocupado,  tenia muchas ganas de vivir.  Hoy no podía ser su fin de mi  vida. Tenía muchos sueños por cumplir, amor por brindar y lagrimas que botar. Así que tomé la última página 
y comienzo a escribir relatos hermosos que deseaba en mi  vida. Para colocar un fin feliz a ese libro.
Pasó el tiempo y al parecer sobreviví a ese final tan triste que quizás me esperaba. Publiqué ese libro y me convertí en un escritor famoso, generé mucho dinero y se casó con su novia Minerva. 
A pasar los años seguía con su esposa, con el  dinero y la  fama.  Un día tocan a su puerta y una de sus sirvientas toma el regalo que habían dejado.
- Señor Bernardo, esto se encontraba en su puerta y dice que es para usted.
Bernardo toma la caja y al abrir era un libro.
El libro se titula: "Mi fugitivo" 


FIN

0 comentarios:

Buscar este blog