lunes, 15 de mayo de 2017

Una cofía extraviada

Una cofia extraviada
por: Annesdy Tellado





Había una vez un joven enfermero llamado Alvin. Él llevaba trabajando un año  en un hospital.
Cada vez que él hacia turno de guardia durante la noche del sábado le pasaba  algo con sus pacientes. 
- Joven, la Srta. Luz ya me dio mis medicamentos.
- Imposible, yo soy el único que trabaja en esta área, además no hay nadie que se llame Luz.
En varias ocasiones le pasó exactamente lo mismo hasta que una noche se vistió con ropa de paciente 
y se acostó a ver si se le aparecía Luz. Como a la 2:00am, siente que lo llaman.
- Joven ven, vente que te voy a bañar. Para que te sientas mejor.
- Gracias pero no. Ya me bañé.
Ella insistió toda la noche.
- No te doy medicamento porque no apareces en record, Alvin.
Ella se sonrió y le entrega un periódico viejo.
Decía la noticia  que la enfermera murió en ese mismo piso que Alvin labora. Salió en el periódico porque fue una enfermera muy querida por los médicos  y en el pueblo. Desde esa noche Alvin puede ver a Luz caminando de un paciente a otro. Inclusive ahora Alvin hace la ronda junto a ella. 
Los pacientes que logran verla la llaman Luz, mientras que Alvin la llama la Cofia Extraviada.

FIN

0 comentarios:

Buscar este blog