Blog de Annesdy Tellado

Capitulo # 2 Rumbo Al Castillo del Aprendizaje (Parte III)

Capítulo # 2 (Parte III) Rumbo Al Castillo del Aprendizaje
Para capítulos anteriores o recientes puedes visitar: https://www.wattpad.com/myworks/113273295-pr%C3%ADncipe-inexplicable

El sol ya estaba abandonando su jornada de trabajo; teníamos que acampar. Juan estaba muy cansado por el viaje. Fue el primero que se durmió, mientras que nosotros nos retiramos un poco de nuestra tienda para poder charlar mejor. Mirando las estrellas y contemplando las maravillas de la naturaleza, nos sentamos en un punto del bosque que nos dejaba ver las estrellas perfectamente. —¿En qué piensas? Estás muy callada. —¿Cómo puede existir esa luna tan hermosa, las estrellas, el aire que sentimos, y las personas no tener fe? —cerró los ojos, mientras que yo seguía mirando hacia el cielo. —¿Eso te lo enseñaron las monjas en el convento? —Lemuel, estoy hablando en serio. La fe es la convicción de lo que se espera, aunque tus ojos no lo estén viendo. Es confiar en que algo va a pasar. ¿Cuál es tu meta, Lemuel?
—Mi meta es ser el rey del Castillo de la Biblioteca y casarme con una hermosa doncella que tiene por nombre Amanda —tomándole una mano.
—Bueno —quitando su mano de la mía—, ¿qué estás haciendo para poder alcanzar esa meta?
—Bueno, estoy aquí contigo. Espero...
—No —interrumpiéndome bruscamente—, te estoy preguntando por la otra meta, para ser el rey del Castillo de la Biblioteca.
—Bueno, simplemente soy el unigénito del rey del Castillo de la Biblioteca. Me corresponde por herencia.
—Lo que fácil recibes, en un abrir y cerrar de ojos se va, porque no lo valorasde la misma manera que alguien que luchó y trabajó por ese sueño.
—Amanda, ¿qué me aconsejas?
—Sencillo, Lemuel. En vez de estar viajando por el bosque todos los días, estar caminando por el palacio de noche, te recomiendo que leas y te eduques en todo lo relacionado con las metas que quieres lograr. ¿Quién te garantiza que tu reinado será bueno? ¿Quieres ser un rey más o quieres ser un rey que haga la diferencia?
—¿Tú crees que no soy capaz de ser rey del Castillo de la Biblioteca? —Al contrario, Lemuel. Todo lo que te propongas en la vida lo puedes lograr. Eso tiene que salir de ti, el deseo de triunfar y encaminarte para poder alcanzar lo que deseas —se levantó lentamente—. Te dejo, Lemuel —pegándome un beso en mi mejilla—. Mañana hay que llegar al Castillo del Aprendizaje. —Amanda, ¿cuáles son tus sueños? —Tener mi propio libro de ciencias, tener una familia, tener una buena educación. No ser criada de nadie. Trabajar para ayudar a otros y, lo más importante, ser feliz a pesar de no tener todas las riquezas del mundo. Descansa, Lemuel. Era sorprendentemente difícil no pensar en las metas que tenía Amanda. Sus sueños eran cosas que yo vivía diariamente y nunca les brindaba atención. Me acostumbré a vivir con todos los lujos. Nunca me había detenido a pensar en los privilegios. Sin embargo, ¡qué decepcionados se debían sentir mis padres! Ni siquiera el libro que me regaló mi padre había leído. Mas ella soñaba con tener un libro entre sus manos. Me levanté para caminar hacia la tienda que habíamos levantado. Intentaba tomar mi sueño para al día siguiente subir el monte temprano.
Continuará.....

0 comentarios: